Cultura by bus


En este país la gente se las rebusca como puede. Hoy en el ómnibus un tipo nos repartió unos CDs, cual estampitas. El sobre estaba lleno de nombres de autores que iban desde J.K. Rowling a Descartes, eran por lo menos 50. Luego, empezó su discurso. En cuestión, el hombre ofrecía cerca de 50 libros, bajados de Internet, a la módica suma de $10 ¡Justo no me cerraban las cuentas! ame quede con ganas de compararlo, para ver si era cierto. Pero a no preocuparse, Javier, tal como se presentó, le daba a quien quería su celular y "te hacía llegar la compra a tu casa u oficina". ¡¡Ja!! Un curro urbano organizado y, encima, no tenía miedo que alguien fuese cana, nada. Quizás, parezca que ofrecer libros (sujetos a un derecho de autor, cuya reproducción parcial o total está prohibida blablabla) sea menos malo que piratear música. "Si uds lo piensan un libro en el comercio sale cerca de $30, nosotros estamos cobrando cerca 0,10 centavos cada libro", explicaba el muchacho. Habrán sacado los ambulantes de la calle, pero ahora invaden el bondi.

4 Comments:

At 7:05 p. m., Blogger ©Iv4n4 said...

Usted ha sido memeada aquí!

http://iv4n4.blogspot.com/

 
At 8:20 p. m., Blogger Luciana Poliche said...

IVI traté dejarte un comment 2 veces y no hubo chanceee. Y tampoco pude anónimo.

 
At 4:26 a. m., Blogger Nicolás said...

los libros que pasaron a ser 0 y 1 no solo viajan en colectivo, en mi caso los adquiri en una verduleria...

pd: la contra de esto es llevar la pc a la cama para leer un rato antes de dormir...

 
At 9:18 p. m., Blogger Luciana Poliche said...

Jajajaaj, pero se puede ir imprimiendo. La verdulería se convirtió en vende tuti. Una amiga mía se comparab las zapatillas ahí.Es genial. Y en Córdoba encontré un negocio de ropa que se llamaba la verdulería. Ja!

 

Publicar un comentario

<< Home