Amor con fecha de caducidad


Siguiendo con la misma onda matrimonial, una política alemana presentó una propuesta por la pretende que el contrato matrimonial prescriba luego de siete años, lo que deja en manos de la pareja la decisión sobre una eventual renovación de los votos.
“Propongo que el matrimonio se venza después de siete años. Esto significa que uno podrá comprometerse por un periodo determinado y luego podrá renovar los votos, si así lo desea”, declaró Gabriele Pauli, exponente de la Unión Social Cristiana (CSU, por sus siglas en alemán). Las declaraciones de Pauli sorprendieron a la prensa alemana por tratarse de una candidata a la dirigencia de un partido caracterizado por su tradición conservadora como el CSU y además por haberlas pronunciado en Münich, una de las ciudades más católicas de Alemania.
Esta sería una linda solución para aquellas personas fóbicas al compromiso. Vamos sigamosle facilitandoles las cosas.
Creo que la vida se basa en la toma de decisiones. Algunas son buenas otras malas y, cuando se elige, se pierden cosas siempre. Pero como decía Alterio, en "Caballos Salvajes": "El hombre arriesga, cada vez que elige, y eso lo hace libre".
A veces, sólo hay que tirarse a la pileta, para ver que pasa. Nos podemos sorprender (siempre que esté medio llena, porque tampoco está para andar partiéndose la cabeza. Eso se llama masoquismo, no valentía)
Les dejo una nota de Opinión de Mex Urtizberea, en la Nación, que me encantó.

5 Comments:

At 8:14 p. m., Blogger amaliovilla said...

Es lógico, la cantidad de divorcios que hay y la facilidad que existe para separarse legalmente, dan cuenta de un cambio social grande.

Estamos en una época de tanto dinamismo, en donde todo cambia, en donde los esquemas se han roto (madres solteras, abuelas mamás, parejas que conviven, etc.), que es normal pensar en dar un marco legal a ese nuevo fenómeno.

El problema (desgraciadamente) es muchísimo más complejo. La uniones ya no duran lo que antes, pero no sólo tratamos de parejas, sino de familias. Y los niños?

Otra vez a pagar los platos rotos...

 
At 6:54 p. m., Blogger Luciana Poliche said...

Si, creo que todos estos cambios vertiginosos que se viven nos llevan a vivir contra la velocidada de la luz y perder el norte (Hablo en general). Eso, creo, nos lleva a ser eternos disconfomes. Estamos como programados para crearnos necesidades que no tenemos (siguiendo los pasos de la publicidad)y tenemos una fijación en mirar simpre lo que nos falta.Nos convertimos en eternos disconformes, por no quedar como mediocre. Pero la mediocridad es
justamnete no conocer el valor de lo que se tiene.
Lamentablemente, en general, siempre los niños pagan los platos rostos.
Pero, también hay que aceptar que todos los cambios tiene su parte buena y su parte mala.

 
At 10:45 a. m., Blogger Maby said...

Hola amiga, debo confesar que hacía un tiempito que no entraba a tu blog. La verdad es que no creo en que el amor tenga caducidad y mucho menos que pueda esto determinarse por contrato. Sin embargo, no me parece mal que la gente, cuando se da cuenta de que la persona con la que está no es lo que quería a su lado como compañía de siempre, pueda rescindir ese contrato social que es el matrimonio e irse. He visto, y veo aun a muchas parejas que siguen juntas sólo porque es un lío separarse, y así nace una angustia tremenda que crea gente amargada y triste y eso a su vez se transmite a sus hijos. Porque en el fondo para la gente, una mujer que no tiene hijos no está "realizada" como mujer, o si elige estar sola seguro que es por está loca. Y con el hombre pasa más o menos lo mismo. Creo que el problema de esta época no es la falta de compromiso porque sí nomás, pasa que hay tan poca posibilidadde proyección a futuro tanto profesional como económica que impide planificar.No es casual que hace treinta años atrás había chicos de veinte años que pensaban en un mundo mejor y no dudaron en entregar su vida por eso. Y muchos de ellos ya eran padres. Hoy el futuro tiene coto, y nunca pasa del año siguiente. Porque también pienso que desde los ochenta para acá, la noción de futuro murió, y esto no se lo puedo atribuir sólo a la falta de compromiso. Te quiero mucho, amiga.

 
At 11:52 p. m., Blogger ©Iv4n4 said...

Yo siempre dije que el matrimonio debería ser como el carnet de conducir.

No se trata de facilitarles la vida a los que no se comprometen, no creo que se deje de lado la idea de divorcio, porque siete años con un palurdo irresponsable y sin ambiciones, o un maldito que te maltrata, quién lo soporta?

Pero en el caso de la gente que se ama, es romántico, y los que se quieren, es una forma de terminar bien y seguir camino. Era la idea de mi casamiento frustrado :P "Mientras dure el amor" es la consigna de la doctrina wiccana, y no un falso hasta que la muerte los separe...una termina teniendo ganas de que se legalice el asesinato...

 
At 5:01 p. m., Blogger Luciana Poliche said...

ajajajajajjaja. Yo también creo que las cosas deben dura lo que duren. Nada me va a atra a nadie si murió el amor. Pero también creo que el matrimonio o convivir es un poco tirarse a la pileta. Y eso uno lo sabe implicitamente. El amor es una loteria y udsa a cuanta gente conocen que la gana? Pero es como que tengas la oportunidad de cinco minutos antes de devolver el billete y que te devulevan la plata, pero nunca enterarte cual fue el número ganador. Yo prefiero agotar las dudas y llegar hasta donde más lejos se pueda. Siempre para perder hay timepo.
Mab estoy totalmente con vos que de los 80 para acá hay poca posibilidad de proyección a futuro tanto profesional como económica que impide planificar una vida y que no es sólo la falta de compromiso. Pero también creo que al igual que la realidad las ganas de comprometerse se vieron resentidas, en esta crisi social y econ{omica. Yo te adoro amiga ¿Cuando nos vemos????? perra

 

Publicar un comentario

<< Home